En medio de la incertidumbre

Publicado en El Financiero, 8 de febrero, 2016. Alejandra Vilches Murillo, Directora del Programa Académico de Administración Financiera en el Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro           [email protected]

El mercado está nervioso. Todos vamos en un barco, y la marea llamada economía cada vez se pica más. ¿Remamos más fuerte? ¿Esperamos ver tierra a la vista en un mediano plazo? ¿El capitán está tomando acciones correctas? (Y por capitán, me refiero a Carstens, por ejemplo)

El tipo de cambio va para arriba, y el precio del petróleo va para abajo. El mercado accionario, siendo el termómetro del ánimo inversionista, marca que el dinero está corriendo debajo del colchón, restando liquidez en el mercado. ¿Cómo llegamos aquí? Las economías más fuertes en el mundo no han tenido el dinamismo esperado. Estados Unidos ha reportado cifras más conservadoras a las esperadas, y China y su desaceleración contribuyeron a bajar las cifras de crecimiento a nivel mundial. Si sumamos el descenso precipitado de los precios del petróleo, podemos explicar porque el barco no deja de moverse.

¿Mejorará la situación? Los precios del petróleo probablemente sigan con al tendencia bajista, por lo cual será necesario que nuestras autoridades financieras revisen acciones a largo plazo. Si bien México tiene protección de instrumentos de cobertura, sería necesario analizar la dependencia que se tiene del crudo.

Así mismo, esperamos que el efecto de la alza de las tasas en EEUU impacte en un crecimiento moderado a esta economía, y que seamos beneficiados de este movimiento en algún momento. Queda en duda si el Gobierno Mexicano irá en contra del ritmo de la FED y detenga también su alza de las tasas, o irá al mismo compás y apostará por atraer inversiones con tasas atractivas.

Es momento de que analice donde están sus inversiones, sea conservador y siempre vea oportunidades a largo plazo. Si en esta turbulencia hace movimientos de corto alcance, es seguro que su hígado no le responda favorablemente con tanto susto.