¿Cómo se comunica el mundo científico con la sociedad?

La Dra. Sonia Vázquez Flores es profesora-investigadora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos,Biotecnologia y Agronomia –ESIABA-

del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro   [email protected]>

Desde el ámbito científico, la preocupación del trabajador de la ciencia es que la información llegue a la sociedad. ¿Somos capaces de hacer esta vinculación? En México todavía tenemos una gran distancia entre lo que se hace dentro de las instituciones académicas que destinan tiempo y dinero a la investigación y la sociedad mexicana. Para entender la ciencia, no se requiere ser científico, sino tener mente crítica y abierta. Constantemente somos bombardeados por información falsa, verdades a medias y pseudociencia, envueltos en una atractiva envoltura llamada mercadotecnia. Las redes sociales, permiten la distribución de este tipo de información de forma vertiginosa, alcanzando a muchas mentes.   ¿Qué valoración se hace de esta información? Si parece ética, se lee razonable, se acepta. Así como se acepta, esta información puede desvirtuarse rápidamente, permitiendo así cabida a una perspectiva diferente, que no siempre es fidedigna, ni en su primera versión, ni en la alternativa. El déficit cognitivo en las personas no es privativo de la población general, desafortunadamente también está en el ámbito de los profesionistas, cuyo nivel educativo les permite acceder a mayor y mejor información.   La literatura científica no es sencilla de comprender y mucha de ella sigue siendo costosa aún para la comunidad científica. Las revistas de difusión son un medio de contacto con profesionales y público en general, con el inconveniente que no tienen un comité científico que lo regule, y que las vías de distribución son limitadas.

¿Cómo generar una sociedad crítica e informada?  Una de las formas más sencillas, interactivas, frescas y ágiles para llegar a niños, jóvenes y adultos es por los museos de ciencia y tecnología. Si bien hay un espacio destinado como es el Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro las Universidades que generan ciencia regionalmente no están representadas en este sitio, estos lugares son ideales para crear esta sinergia tan necesaria. Según la sociedad Smithsonian, estamos en la “Era de la Iluminación”, con más de 300 áreas de estudio en ciencia e ingeniería. La alfabetización científica, no es para formar científicos, es parte de una culturización ciudadana. Los padres de familia son los mejores incitadores de la ciencia, el acercamiento con la naturaleza se da en casa y desde los primeros cuestionamientos del pequeño. Si ensayo y error es un método natural en nuestras vidas, ¿no tendremos un poquito de científicos cada vez que tenemos una epifanía?