Consejos

Marco A. Romero, profesor del Departamento de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro     

Woodrow Wilson, el único presidente de los EUA que ha tenido un doctorado dijo: “No sólo uso mi cerebro, sino también todos aquellos que pueda pedir prestados.”

Los altos directivos y los empresarios tienen que tomar decisiones todos los días y muchas de ellas pueden ser fundamentales para la permanencia de la empresa; por lo tanto, es de gran importancia que se tomen las decisiones más acertadas posibles.

Algunos directivos sufren del síndrome de “Soledad en la Cumbre”. Están en las posiciones más altas del organigrama, tiene la mayor responsabilidad, pero están solos; no tienen con quien rebotar sus ideas y menos aún evaluarlas y filtrarlas.

Un Consejo Consultivo es un conjunto de expertos en una o varias disciplinas, externos a la empresa, reunidos en pleno, que conocen de los asuntos de la sociedad y opinan al respecto, en una función asesora para los cuerpos directivos. Operan también bajo la figura de la rendición de cuentas, aunque más con autoridad moral que jurídica. Es un órgano permanente que sesiona periódicamente y opera como cuerpo colegiado.

El cargo de Consejero es personal y remunerado.

La formación de consejos consultivos, si bien una práctica poco frecuente, es sin duda una sana costumbre.

Todos sabemos que dos cabezas piensan más que una, pero con frecuencia creemos que la nuestra es suficiente, y generalmente estamos equivocados, o al menos eso pienso, y estoy convencido.