El agua y su consumo

Rodrigo Pantoja Calderón, arquitecto y Maestro Paisajista, Director de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro [email protected]

El agua es el elemento más importante del planeta.  El cambio climático, la seguridad global y la contaminación, son temas de gran relevancia, pero la escasez de agua, es algo que concierne con urgencia a toda la humanidad de manera directa.

Se estima que cada familia en promedio utiliza cerca de 1500 litros de agua al día en una vivienda. Esta cantidad es increíblemente excesiva ya que se ha determinado que una casa habitación con 375 litros al días es más que suficiente para una familia de cuatro personas. Esto quiere decir que más de 1,000 litros son desperdiciados en riegos excesivos y/o en fugas no atendidas.

Según Thomas K. Kostigen, autor del libro The Green Blue Book, cada persona requiere de un aproximado de 50 litros para consumo personal. De los 1500 litros de agua utilizados en la vivienda, 27% es para los inodoros y 15% para el lavado de ropa.  Para evitar este gasto excesivo, se sugiere contar con muebles de baño dual flush que requieren de menos agua, como también lavar cargas completas de ropa para optimizar el consumo de este vital liquido.

En alguna ciudad árida en el norte del hemisferio es común que el 70% del consumo del agua es para el jardín. Una gran alternativa para mitigar este gasto es la creación de xerojardines que utilizan vegetación nativa, piedras, gravas y mulch para disminuir los riegos. Ahora bien, actualmente no es suficiente con consumir menos agua, sino también es importante conocer el agua que se utiliza en la fabricación y producción de las cosas. A este concepto se le conoce como agua virtual. Por ejemplo, se requieren de 13,600 litros de agua potable para producir mantequilla, 1770 litros para un pollo entero, 980 litros de agua para producir una taza de almendras y 66 litros para un solo plátano. Además se estima que el 50% de la comida en el mundo es desperdiciada, por lo cual además del despilfarro alimenticio es importante considerar la enorme cantidad de agua malgastada. Estas cifras son alarmantes y relevantes por lo que es importante mejorar nuestros hábitos con el fin de ahorrar agua. Así mismo, es vital ser consumidores más conscientes e informados ya que se prevén grandes sequías en el futuro y de nosotros dependen evitarlas.