El comercio exterior de México, motor de la economía

LIN.MAF. Claudia Ramírez Montoya es Máster en Innovación y Finanzas, y es Coordinadora de Proyectos de Vinculación Académica en el Tecnológico de Monterrey.   [email protected]        Publicado en el a.m. el 16 de octubre del 2016

En días pasados el Fondo Monetario Internacional estimó que la expectativa de crecimiento para México sería de aproximadamente un 2.1%, comparado con el 2.5% que se había previsto. Lo anterior, debido a una desaceleración en las exportaciones del primer semestre del año, un menor consumo interno y el recorte al gasto público. Sin embargo, la economía del país se mantiene estable, con tasas de inflación bajas y mantiene el grado de inversión en BBB+ de S&P, lo cual sigue siendo atractivo para los inversionistas.

La importancia del comercio exterior de México es que representa el 67% del PIB. México depende en gran medida de lo que ocurra en la economía de Estados Unidos, ya que las exportaciones mexicanas con destino a dicho país representan alrededor del 80% de nuestro comercio internacional, y es por ello que hubo un impacto a la baja en las exportaciones del primer semestre de este año.

Sin embargo, en el mismo periodo, las exportaciones mexicanas a Canadá crecieron un 5.8%, siendo los principales productos exportados: maquinaria, aparatos mecánicos, grabadoras de sonido y reproductoras, equipo electrónico y accesorios, equipo relacionado con aeronaves, artículos de fotografía, instrumentos médicos, productos minerales, entre otros.

Lo anterior es muestra de que debemos seguir esforzándonos por diversificar el destino de nuestras exportaciones. México ya tiene los medios para hacerlo, tenemos vigentes  12 tratados de libre comercio con alrededor de 46 países en el mundo y, de acuerdo a la ANIERM (Asociación Nacional de Importadores y Exportadores), se han establecido casi 250 representaciones en América, Europa y Asia, que podemos aprovechar para impulsar las exportaciones a otros destinos.

Por otra parte, tenemos como casos de éxito algunos sectores, como el aeronáutico y agroalimentario, que están creciendo y son estratégicos para que nuestra economía pueda salir adelante.

Se prevé que las exportaciones de la industria aeroespacial alcancen un valor de 7,500 millones de dólares a final de año, teniendo como destino Estados Unidos (79%), Canadá (7%), Francia (4%), Alemania (3%) y otras naciones (11%). Además, se tiene una inversión extranjera directa de alrededor de 33,000 millones de dólares. Esto impacta en tener 53 mil empleos, en 330 instalaciones industriales en el país. Con ello, México se coloca como uno de los principales receptores de inversión de la industria aeroespacial y en el sexto lugar de proveeduría a nivel mundial.

En el sector agroalimentario, por primera vez después de 23 años, se registró una balanza comercial superavitaria de más de 1,600 millones de dólares. México es el principal productor de aguacate en el mundo, el segundo en calabaza, limón y sandía, y el tercer productor en berenjena, pimiento morrón, frambuesa, zarzamora, apio y lechuga.

Lo anterior nos demuestra que en México tenemos los recursos y factores necesarios para ser productivos, que tenemos productos de alta calidad y somos competitivos a nivel internacional.

En cuanto al tipo de cambio, que se ha ubicado cerca de los 20 pesos/dólar,  éste es conveniente para los exportadores de productos hechos con insumos mexicanos, aunado a que se tiene la expectativa que para el siguiente año repunte la demanda externa. En el Tecnológico de Monterrey podemos asesorar a los empresarios que estén interesados en exportar sus productos y evaluar su viabilidad financiera, a través de proyectos sin costo, realizados por alumnos.