El Costo Social de los defectos y la Indisciplina en México

El Dr. Miguel Rocha Romero es Director de la Maestría en Sistemas de Calidad y Productividad (MIP) en el Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro

El 31 de Marzo a las 3:30 de la madrugada ocurrió un accidente que ha sido noticia nacional en los últimos días: el choque de un automóvil BMW en la Avenida Paseo de la Reforma dónde murieron 4 personas y el conductor salió ileso.  Las noticias indican que el vehículo iba a más de 185 kph, con el conductor en estado de ebriedad y al chocar los cuatro pasajeros murieron en forma instantánea y el carro quedo dividido en dos. Esta noticia consterno a nuestra sociedad por el hecho, pero además ha generado una serie de eventos posteriores que invita a la reflexión sobre el nivel de disciplina que nuestra sociedad exhibe.

  1. Justicia defectuosa. El conductor del automóvil, Carlos Salomón, se negó a que se le realizaran análisis de alcoholemia. Ahora su abogado está solicitando que se reclasifique el delito original de homicidio culposo por uno que permita su libertad condicional dado que no se demostró jurídicamente que el conductor estaba alcoholizado o drogado. Ante un hecho tan evidente para muchos de nosotros, la impartición defectuosa de unas leyes mal redactadas da espacio para que culpables de delitos salgan libres o con penalizaciones leves que incluso dan pie a análisis de costo – beneficio: hago el crimen dado que el beneficio es mayor al costo (penalización).
  2. Controles sobre controles. En este momento, el gobierno de la CDMX emitió un comunicado donde informa que se está instalando un lector de velocidad dónde ocurrió el accidente. ¿Qué hacemos cuanto algo sale mal? Poner controles, los cuales requieren de personal, equipo, procesos, etc, es decir, tienen un costo. ¿Y si ese lector no es suficiente?  Ponemos topes, policías, etc. Es decir, el costo se incrementa una y otra vez.  ¿Qué pasaría si la sociedad se compromete a cambios culturales radicales para mejorar su disciplina? No sería necesario tantos controles que además de ser caros, son ineficientes
  3. Estado sin derecho. ¿Dónde más un paletero con ingresos semanales de $ 1,000 MXN puede obtener un vehículo valorado en más de $800,000? Aparentemente donde se escarbe, se encuentran pozos de corrupción como en el caso del conductor que inicialmente presento una póliza de seguro falsa y ahora indica que sus ingresos son bajos y no puede pagar las indemnizaciones correspondientes. Este tipo de contradicciones son comunes con nuestros políticos y directores de empresa y son generadas por un estado sin derecho (defectuoso).

En un sistema defectuoso y población con altos niveles de falta de compromiso a seguir las reglas y de hacerlas cumplir se tiene un sistema fallido. De esta forma, este país de + 120 millones de habitantes, con un PIB de 14,590,620 millones de pesos (INEGI, 2016) y una economía que es la 12ª a nivel mundial tiene asimismo 45% de su población en estado de pobreza y con un índice de competitividad situado en el lugar 57 a nivel mundial. La diferencia es el costo social que estamos pagando como país.