El panorama creciente de las inversiones sustentables en México

Dra. Dulce Saldaña Larrondo, profesora del Departamento de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.[email protected]

En México existen ya el IPC Sustentable de la Bolsa de Valores y el fondo de inversión sustentable, son productos que buscan dar respuesta a la demanda del mercado mexicano. Así lo han hecho ya países como Brasil (BOVESPA), Estados Unidos (Dow Jones Sustainability Index) e Inglaterra (FTSE4Good).

El índice verde y el fondo de inversión sustentable son los primeros productos de inversión sustentable que busca dar seguimiento al mercado mexicano en temas ambientales, sociales, y de gobierno corporativo, dada la importancia que ha cobrado este tema a nivel internacional.

El IPC sustentable, compuesto por 23 emisoras, vio la luz el 11 de diciembre de 2011, en los tres primeros meses de vida creció un 5.75% y en un año, según datos del centro bursátil, registró un incremento del 24.26%, el doble del principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (12.60%).

Según Carlos González, director de análisis de Monex, los principales atractivos de los índices sustentables son que además de ofrecer rentabilidad, dan seguridad a los accionistas ya que, de alguna manera garantizan acciones integrales, sólidas y coherentes que se reflejan en su administración y en sus proyectos de largo plazo.

El segundo producto creado el 1 de octubre por CI Banco, primer banco verde de México, llamado CI Fondo Sustentable, es un fondo de inversión de renta variable basado en las 23 emisoras que conforman el Índice Verde. Este fondo, en concreto, busca atender a aquellos ahorradores nacionales preocupados por la sustentabilidad. González Remis, director general de CI Casa de Bolsa, considera que el crecimiento del fondo dependerá del desempeño de la BMV, menciona que estiman un cierre de la Bolsa para el 2013 de 48,000 puntos que sería un 11.7% de rendimiento si este índice crece, y están seguros de que este índice continuará su alza.

La sustentabilidad está hoy en el centro de los negocios, las empresas lo abrazan para asegurar el éxito de su negocio en el largo plazo mientras se asegura de contribuir al desarrollo económico y social, creando un ambiente sano y una sociedad estable. El reto está en continuar con la educación del consumidor e incluso del inversor acostumbrado a productos tradicionales, y por otro lado sería ideal que los mismos rendimientos redunden en inversiones sociales y ambientales.

Recordemos que apoyar iniciativas que promuevan una cultura sustentable, ética y transparente es votar por una mejor calidad de vida en lo local y en lo global.