Fortalezas y debilidades de la RSE de las empresas en Querétaro

Dra. Dulce Saldaña Larrondo, profesora de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro. [email protected]

Está más que dicho que la RSE consiste en buenas prácticas estratégicamente diseñadas de acuerdo al core business de la organización. Al respecto los estrategas Porter y Kramer mencionan que “el objetivo de la RSE consiste en integrar las necesidades sociales y de negocios que involucren ajustes en la organización, en las relaciones jerárquicas y en los incentivos, que van más allá de las buenas intenciones y liderazgo fuerte; así la RSE deberá estar fundada en una comprensión amplia de la interrelación con la sociedad y la corporación y al mismo tiempo anclarse en las estrategias y actividades de la empresa”.

Lo anterior puede ser constatado y documentado en el Premio al Mérito Empresarial en la categoría de Responsabilidad Social del Estado de Querétaro desde 2010, en el cual se han registrado poco más de 85 empresas en las seis ediciones. Algunos de los resultados derivados de las evidencias que han mostrado las empresas, están relacionados con sus acciones medioambientales y la calidad de vida en el trabajo, digamos que éstas son sus prácticas más arraigadas. Las evidencias demuestran que el impulso de programas estatales las ha ayudado a lograr conciencia respecto a la sustentabilidad, aunque solo está orientada al medioambiente.

El talón de Aquiles para todas las empresas es el desarrollo comunitario (excepto la parte de filantropía) y el marketing responsable, incluso los conceptos aún no les quedan del todo claro. Estos temas y un mayor compromiso de la dirección siguen siendo las grandes áreas de oportunidad.

Es muy claro que la RSE en el sector empresarial del Estado de Querétaro ha iniciado a partir de las buenas prácticas medioambientales, es un claro reflejo del impulso otorgado a través del programa Liderazgo Ambiental para la Competitividad, que comenzó en 2005. También en Calidad de Vida en la empresa podemos encontrar iniciativas de equidad de género, programas de empresa incluyente y distintivos como Mejor Lugar para Trabajar.

Los retos están en que la empresa trabaje con su comunidad escuchando y atendiendo a sus necesidades, en crear alianzas estratégicas con proveedores, distribuidores, competencia y con otras empresas del giro y ajenas a éste. Además, y el punto más fuerte es que la dirección debe estar 100% involucrada, en muchas ocasiones la RSE solo recae en un grupo entusiasta ubicado en RH, o en un comité interdepartamental.

La RSE puede dar grandes resultados económicos, además de mejorar la reputación de la empresa, el punto es integrarla como una línea estratégica en su Balance Scorecard.  La verdadera gestión de la RSE debe entrar en la empresa con una visión ética, legal y del bien hacer para y con el medio ambiente y la sociedad.