Guías de Construcción Sustentable

Rodrigo Pantoja Calderón, director de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.  [email protected]

El arquitecto estadounidense William McDonough, es un especialista en sustentabilidad. En el año 2000, los organizadores de la Exposición Universal de Hannover le solicitaron que elaborara una guía de diseño, conocida como Los Principios de Hannover. El documento estaba dirigido a los futuros diseñadores  y constructores de los edificios para la Feria Mundial. En este manifiesto, McDonough plasmó nueve principios de sustentabilidad que van desde el respeto a la humanidad y la naturaleza, a aceptar la responsabilidad y consecuencias que tiene el diseño, hasta eliminar residuos, comprender las limitaciones del diseño y buscar la mejora constante del conocimiento.  Han transcurrido 15 años desde esta publicación,  y aun existe una gran área de oportunidad para contribuir al mejoramiento del medio ambiente.

En el caso de México, también hay ambientalistas que han elaborado recomendaciones para hacer viviendas amigables con el medio ambiente como es el caso de ingeniero Carlos Padilla Massieu. Este listado de sugerencias fue creado para que los habitantes puedan gozar de una adecuada ventilación y recibir la cantidad idónea de sol, reduciendo el consumo de energía. Las recomendaciones son: 1) Los materiales de construcción deben ser al menos en un 75%  originarios de la región, siempre y cuando sean más baratos y adecuados que los foráneos en el ahorro energético. 2) Que las necesidades energéticas sean de preferencia renovable y de la región. 3) La construcción deberá tener captación de agua de lluvia y un tratamiento biológico digestor (o fosa séptica) del agua negra y gris con su debida reutilización en el lugar mediante filtros naturales. 4) La construcción no debe estar pegada a los límites de la propiedad. Como mínimo debe haber una separación de 3 metros por cada 5m. de altura; 6 m. al frente y en la parte trasera. 5) Los límites de los terrenos no deben ser bardeados; pueden marcarse las colindancias con vegetación a una altura máxima de 90 cms. 6) Lo construido debe tener un lugar adecuado para colocar los desperdicios limpios y un área para elaborar una composta a partir de la materia desechada. 7) Deberá contar con un mínimo del 20% del área verde destinada a cultivos orgánicos. 8) Deberá contar con área destinada a un taller doméstico.

Cabe señalar que estas recomendaciones per se no lograrán un desarrollo sostenible si las personas que lo habitan carecen de una actitud y conducta correctas con el medio ambiente.