Iniciativa de ciudades prósperas

Arq. Rodrigo Pantoja Calderón, profesor de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey en Querétaro.   rpantojac[email protected]

Las Naciones Unidades a través de su Agencia ONU-Hábitat, presentó en el año 2012, una iniciativa para medir el progreso de las ciudades. Con este Plan de Acciones se busca medir y transformar positivamente las ciudades al implementar políticas públicas que aumenten los niveles de prosperidad de las ciudades y sus habitantes. La ONU, a través de un marco metodológico ofrece a los gobiernos una herramienta denominada Índice de Prosperidad Urbana o CPI (City Index Presperity), por sus siglas en inglés.

Esta nueva herramienta sirve para analizar, planificar, y observar los índices de bienestar de las personas en las ciudades. Sus más de 20 indicadores ayudan a presentar una radiografía de la complejidad urbana. Es a través de estos análisis que se pueden establecer parámetros para dignificar el entorno de las personas. Los indicadores miden seis parámetros: Productividad, Infraestructura, Calidad de vida, Equidad e Inclusión Social, Sostenibilidad y Gobernanza y Legislación Urbana. A su vez, estas categorías se subdividen en diversos aspectos como crecimiento económico, empleabilidad, movilidad urbana, espacio público, seguridad y protección, inclusión de género, calidad del aire, manejo de recursos, energía, participación y rendición de cuentas.

En México varios ayuntamientos han estrechado lazos para tener una ruta crítica en la planeación equitativa de las ciudades. Típicamente cada trienio los ayuntamientos comienza planes sin dar continuidad a las políticas de gobiernos anteriores. De esta manera, se establecen criterios medibles que ayudarán a la ciudadanía y los estados a concretar metas integrales –a largo plazo-, siempre considerando beneficios comunitarios. Otras instituciones en México como el Infonavit acordó colaborar con ONU-Hábitat con la finalidad de generar excelentes prácticas y mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.

En palabras del Director en México Erik Vittrup Christensen: “ONU-Hábitat enfatiza que el camino hacia la prosperidad urbana deberá entenderse como una visión integral y fuertemente interrelacionada entre todas sus dimensiones: no es posible fomentar el desarrollo económico o de infraestructuras sin tomar en cuenta otros aspectos fundamentales como la sostenibilidad o la inclusión social”.