Intraemprendimiento en la Empresa Familiar

Luis Felipe Torres Gómez, es profesor titular del Departamento de Administración y Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.    lftorres@itesm.mx  Publicado en “El Financiero”, lunes 28 de Noviembre de 2016.

Estudios realizados en los dos últimos años por empresas como KPMG y Deloitte, entre otras, confirman que en México, y el mundo, aproximadamente el 84 % de las familias que intentan transferir sus negocios a la segunda generación solo el  30 %  lo logra, esto es de padres a hijos. Y en solo el 10 % de los casos la sucesión es conseguida hacia la tercera generación, de los abuelos a los hijos y de estos a los nietos. Esta es una estadística dramática respecto a la continuidad de las familias empresarias y al desarrollo regional.

Una de las alternativas ante el fracaso en la transición generacional en las empresas familiares, que representan el 88 % de las empresas a nivel mundial y el 95 % en México, es el desarrollo de nuevos negocios. Orientar de la actividad empresarial de la familia hacia una visión de Intraemprendimiento.

El Intraemprendimiento es el proceso de creación de proyectos nuevos e innovadores en los que se aprovechan los recursos (financieros, técnicos y humanos), de un negocio existente. En las Familias Empresarias es tomar ventaja del conocimiento, la experiencia y la infraestructura para la generación de negocios nuevos sustentados en la innovación. Pues, el Intraemprendimiento es la clave para un crecimiento exitoso de la empresa familiar, para lograr familias armoniosas y garantizar el legado de los propietarios de negocios a las siguientes generaciones.

El intraemprendimiento crea la oportunidad para las familias empresarias en convertirse también en familias emprendedoras y por este medio buscar la trascendencia empresarial a través de las diferentes generaciones.

Algunas actividades que promueven el desarrollo de nuevos negocios, intraemprendimiento, es la realización de reuniones en las familias en las que se hable de las diferentes alternativas de cómo desarrollar negocios y cómo lograr la sustentabilidad de estos. Buscar que el contexto familiar se transformen en una incubadora de nuevos negocios, reforzar el espíritu emprendedor de sus miembros.

La orientación de la dinámica de la familia hacia la innovación y el desarrollo de nuevos negocios no implica olvidar, o minimizar, el fortalecimiento de la familia en sus valores y sus principios de desarrollo personal y comunitario.

La exposición a los miembros de las nuevas generaciones a situaciones que los negociones de la familia enfrentan, pedirles sus puntos de vista sobre como manejar algunas situaciones complejas y riesgosas de los negocios familiares es parte de la formación dentro del espíritu emprendedor desde el interior de la familia. Exponer a los miembros jóvenes de la familia ante el fracaso y mostrarles que no siempre el éxito en los proyectos de negocio esta garantizado puede significar un gran aprendizaje para cuando ellos tengan que iniciar sus propios negocios y asumir los riesgos asociados a esta actividad. Prepararlos para adoptar las mejores prácticas de negocio y de desarrollo de nuevos negocios, qué hacer y qué no hacer ante situaciones específicas, calcular algunos riesgos implícitos a los proyectos empresariales es educarlos como hombres o mujeres de negocios competentes.

El Tecnológico de Monterrey en asociación con la Fundación de Familias Empresarias interesados en la continuidad de las Familias Empresarias, organizaron un Foro denominado el “Intraemprendimiento Familiar en Acción” que tuvo lugar en la ciudad de Monterrey del 16 al 18 de noviembre. Investigadores y practicantes reconocidos a nivel internacional estuvieron presentando sus perspectivas al respecto. De la misma manera se presentaron empresarios familiares de tercera y cuarta generación que han adoptado esta avenida de desarrollo en sus familias como medio para impulsar la continuidad de sus Empresas Familiares.