La observación como método para una idea de negocio

Ana Luisa Hernández Carbajal, profesora del Departamento de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.  

Al trabajar constantemente con emprendedores y empresarios, he observado que una de las causas por las que fracasa su idea de negocio es que primero desarrollan la idea que se les ocurrió, le invierten todo tipo de recursos y lo lanzan al mercado, pero nunca se percataron si realmente resolvía un problema o una necesidad y si habría gente interesada en adquirirlo.

Es hasta entonces, cuando está terminado el producto o servicio, que se dan cuenta que debían de haber observado primeramente si había una necesidad que atendiera su producto o servicio y si tenían clientes que lo comprarían.

Si estás pensando en comenzar un negocio, existe un método muy sencillo que te ayudará a que no te pase esto y que seguramente utilizas para muchas cosas pero es tan obvio que no nos percatamos de él, se llama “OBSERVACIÓN” y como su nombre lo dice, consiste en observar tu entorno, puede ser un lugar en específico o variado, con diferentes personas y bajo diferentes circunstancias, en donde puedas detectar problemas o necesidades de éstas para posteriormente convertirlas en posibles oportunidades de negocio.

La observación puede ayudarte entre otras cosas, a despertar tu lado creativo para que comiences a generar ideas sobre posibles soluciones a los problemas o necesidades que detectaste, ya sea a través de un producto, servicio o ambos, y a darte cuenta si realmente hay personas que tienen ese problema, ya que posiblemente más adelante podrian convertirse en tus clientes. Además, te ayudará a tener una ligera disminución del riesgo para una idea de negocio.

Importantes empresas como IDEO y Kiva, utilizan este método como parte del desarrollo de sus productos y servicios, IDEO a través de sus expertos para el desarrollo de soluciones y Kiva a través de las mismas personas de las comunidades a las que apoyan con los recursos que cuentan dichas comunidades.

La observación se complementa con otras metodologías existentes para llevar a cabo una idea de negocio de manera estructurada y con mayor posibilidad de éxito, así es que si deseas iniciar un negocio, no olvides observar el entorno.