¿La utopía re-desarmada?

Publicado en El Financiero, 14 de marzo, 2016. Dra. Marisol Reyes Soto, profesora del Departamento de Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.       [email protected]

A mediados de la década de los años noventa el conocido ex canciller Jorge Castañeda era más conocido por su trabajo académico y como especialista en América Latina escribió uno de sus libros más populares titulado: “La utopía desarmada”. En ese texto el autor examinaba el fenómeno del agotamiento de la vía revolucionaría en la región y con lujo de detalle explicaba los fracasos y desventuras que habían terminado por desvanecer la fuerza de las llamadas izquierdas latinoamericanas que florecieron en los años sesentas.

Adicionalmente en 1989 se cayó el muro de Berlín y con ese episodio se terminó formalmente el socialismo real que trató de imponer la Unión Soviética más allá de sus fronteras. En América Latina, se vivieron traumáticos episodios de crisis financieras y el Fondo Monetario Internacional obligó a la mayoría de los países endeudados a adoptar modelos económicos neoliberales. Llegaron nuevos gobiernos que privatizaron las empresas paraestatales y abrieron los mercados al comercio internacional, sin embargo, no fueron capaces de erradicar el cáncer de la corrupción y la pobreza creció de manera escandalosa.

Bajo esas circunstancias, en los umbrales del siglo veintiuno, las izquierdas que se habían dado por muertas resurgieron de sus cenizas y como ave fénix se instalaron con fuerza en casi todos los países del cono sur. Los nombres de líderes como Inacio Lula da Silva en Brasil; Hugo Chávez en Venezuela; Michelle Bachelet en Chile; los Kirchner en Argentina; Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador, se transformaron en la nueva élite que impulsó la esperanza por el cambio.

A quince años de izquierdas en el poder en América Latina, la utopía vuelve a escaparse de nuestras manos. Como un castillo de naipes, los regímenes más emblemáticos de estos países han empezado a mostrar fisuras y resquebrajamientos. Venezuela pende de un hilo después de la muerte de Hugo Chávez; Lula da Silva es investigado por casos de corrupción, Cristina Kirchner es investigada en tribunales por el caso Nisman y Evo Morales fue rechazado para continuar en un cuarto mandato presidencial en un referéndum nacional.

¿Qué explica la debacle de gobiernos que al final de cuenta hicieron transformaciones sociales profundas y desplegaron proyectos de desarrollo económico para erradicar la pobreza?…Posiblemente la respuesta está en un mal profundísimo que padecen todos los líderes que han detentado el poder en nuestra región. La corrupción y la ambición por mantener el poder a toda costa terminaron por desarmar la utopía.