Necesitamos ambiente

Publicado en AM Querétaro, 28 de febrero, 2016. Miguel Rodríguez Montes, Coordinador de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.   [email protected]

 

Antes de que el boom de la promoción del emprendimiento en México pase a ser una historia lejana, no cristalizada; antes de que los emprendedores regresen a la estabilidad de un empleo y veamos convertir sus empresas en sueños fallidos, tenemos que crear un ambiente.

Un ambiente de innovación de verdad, lo podemos componer con tres plataformas interrelacionadas: uno, la plataforma de las políticas públicas o ambiente de gobierno; dos, la plataforma de vinculación con y desde las empresas y las universidades; y tres, la plataforma de los emprendedores que se impulsan entre sí.

Aunque no debemos depender totalmente de ella, la plataforma política y de gobierno es indispensable para crear un ecosistema de emprendimiento que impulse la creación de empresas de gran impacto como fortaleza económica. La recien aprobada “Ley de Empresas en 1 día y Costo 0” impulsada por la ciudadanía es un buen ejemplo de lo que esta plataforma política debe lograr; sin embargo por otro lado seguimos viendo oposiciones a la innovación (como el caso Uber), donde por situaciones administrativas no logramos tener un discurso unificado que impulse la innovación tecnológica y de servicios.

Vincular a los emprendedores con asesoría de calidad y formación de habilidades para convertirse en empresarios, es una gran tarea de universidades y empresas; a todos nos conviene que crezca la clase emprendedora y una economía híbrida, capitalista y colaborativa. Más allá de las necesarias bases teóricas, el impulso va para la ejecución, validación y lanzamiento de las ideas, a un mercado conectado y ávido de soluciones; a través centros y programas de innovación dirigida.

Finalmente no podemos lograr el crecimiento de nuevas empresas de alto impacto en México si seguimos trabajando en trincheras aisladas; los emprendedores, coworking spaces, promotores y medios, debemos ser un fuerte común, un consenso de ciudadanos, impulsores de una economía emergente basada en la innovación, el diseño y la conectividad.