Orgánico es sinónimo de 100% saludable ¿o no?

Dra. Sonia Vázquez Flores, profesora de la Escuela en Ingeniería en Alimentos, Biotecnología y Agronomía –ESIABA-, Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.    [email protected]    Publicado en a.m. Querétaro, el domingo 22 de mayo de 2016.

 

 

Natural e innocuo no es lo mismo. La inocuidad significa que el alimento que consumimos está libre de todo microorganismo (patogénico) que pueda causar enfermedad en el humano y libre de substancias tóxicas. El natural puede tener los defectos normales de un producto que no tiene los sistemas estandarizados de producción en huertos, almacenamiento y empaque que cierto sector del público desprecia por considerarlo industrial. En los productos orgánicos existe la creencia que no se usan nada de pesticidas, las reglas indican que se pueden usar elementos químicos para control de plagas, como alcohol, ácido bórico, jabones, productos clorinados, agua oxigenada, silicatos, azufre de cal, este último que si bien es considerado inorgánico y con restricción en uso casero, se utiliza para control de hongos. Usted está familiarizado con muchos de estos productos puesto que se encuentran en su domicilio en muchos casos lejos del alcance de los niños. Como adulto usted no los consumiría tampoco. Y no lo digo yo, consulte el documento de uso de sustancias sintéticas en producción de alimentos orgánicos actualizado al día de hoy y que le puede conferir el sello de USDA Organic que tanta confianza da. Esto no implica que aquellos productos etiquetados como orgánicos estén bajo los mismos sistemas de rastreabilidad que tienen los productos convencionales, solamente los que se exportan desde México a EUA son escudriñados con todo rigor. En los meses de mayo y abril del presente año en EUA se han detectado algunas bacterias como Listeria y Salmonella en productos congelados con sello orgánico listos para consumirse marcas diferentes.

Si usted creía que ayuda al pequeño productor local, el negocio de productos y bebidas marcados como orgánicos en 2015 fue de $43.3 billones de dólares en EUA solamente.

En cuanto a que sean más frescos, que tengan beneficios generales más elevados, que su valor nutritivo sea mayor, que el sabor y apariencia general del producto sea superior al convencional, no hay un solo trabajo científico que sea contundente ni a favor ni en contra. ¿Qué los distingue entonces? Quizá la ventaja es que son más amigables ambientalmente, aunque no están clasificados como sustentables. Usan más espacio para producir menos, lo que los hace menos eficientes en el uso de agua y tierra. En cuanto a bienestar animal, hay ejemplos en donde los tratamientos usados prolongan ciertos padecimientos de salud, y por ejemplo pollo y huevo orgánico no son necesariamente libres de Salmonella o Campylobacter. Otro ejemplo son cerdos criados al aire libre que nuevamente presentan parásitos redondos (helmintos), que afectan al humano y que no se encuentran en los cerdos convencionales por el tipo de instalaciones.

Orgánico es un concepto, una forma de buscar alimentos más sanos, donde hay una identidad ética con respecto al ambiente y bienestar animal. No es fácil saber de dónde viene cada producto que consumimos, usted que tiene una conciencia mayor acerca de su salud, de otro paso más lea las etiquetas del producto e investigue a sus productores. Una reflexión final: ¿usted nunca ha sido tratado con antibióticos?