Pensando en positivo, el cambio de una sociedad

Dulce Eloísa Saldaña Larrondo, profesora del Departamento de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.     [email protected]

Hoy día el consumo es una actividad social, el catedrático Luis Enrique Alonso (2007) atinadamente lo explica como que a ésta actividad le dedicamos gran parte de nuestros recursos económicos, temporales y emocionales, en el cual también se crean y estructuran gran parte de nuestras identidades y formas de expresión relacionales, así mismo es un continuo campo de luchas por la significación de los sujetos sociales que refiere una cierta autonomía, que produce y reproduce poder, dominación y distinción. Todo esto ha venido a traer mucha confusión en los consumidores y un verdadero caos social y ambiental en nuestro planeta. Adela Cortina (2002) dice que consumir ha terminado por convertirse, al parecer en la esencia humana en el cambio de milenio. Dentro de las graves consecuencias sociales está la obesidad, a finales del año pasado la OMS reporta que aproximadamente 2100 millones de personas en el mundo tienen obesidad y sobrepeso, esto significa casi un tercio de la población mundial. El impacto de la obesidad en la economía mundial se calcula en torno a los 2 billones de dólares, equivalentes al 2,8% del producto interior bruto (PIB) global, según la consultora McKinsey. México gasta más de 250 mil millones de pesos a causa de la obesidad (INSP 2015). Por otro lado, desde el punto de vista social tenemos la degradación ambiental del planeta; hemos creado un 7º continente de basura con una superficie de más de 1.5 millones de km2. Tiramos alrededor de 1300 millones de toneladas de alimentos al año (FAO 2015); y hay casi 1,000 millones de personas muriendo de hambre (WFP 2015). Son cifras impactantes, y afortunadamente hay iniciativas que surgen para revertir estos fenómenos, a continuación listaré una serie de iniciativas mundiales que son referente para muchos países, incluyendo México.

1) En este año 2015, EE.UU. prohíbe las grasas trans en alimentos procesados.

2) En Bundanoon, Australia (2009) toman la iniciativa y prohíben la venta de agua embotellada.

3) Más tarde la ciudad de Concord (2013) y en San Francisco (2015) se prohíbe la venta de agua embotellada. Toronto (2015) también se une al movimiento.

4) La Universidad de Puerto Rico, es la primera institución que elimina la venta de agua embotellada (2015).

5) En Francia se penaliza con dos años de cárcel y con una multa de 300,000 euros a las empresas que practiquen la obsolescencia planeada.

6) En Francia se prohíbe el “refill” de refresco (2015).

7) Escocia se suma a Luxemburgo, Austria, Alemania, Bulgaria, Irlanda, Hungría, y Grecia a la prohibición del cultivo de transgénicos (2015).

8) En México no nos podemos quedar atrás, se prohíbe la siembra de maíz y soya transgénica.

9) La banca alternativa ó ética se instala en Europa, a través de Triodos Bank, Banca Fiare y otras. Las anteriores son iniciativas vigentes, es evidente que hay sentido común y que debemos seguir haciendo consumerismo para bien de la humanidad. Si conoces más iniciativas en México, difúndelas, compártelas y unámonos para crear un mundo mejor para nosotros y nuestras generaciones venideras.