Reportando desde el Frente

Arq. Rodrigo Pantoja Calderón es Director de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro. [email protected]

La Bienal de Arquitectura de Venecia es la muestra más importante de Arquitectura en el mundo. Notables arquitectos experimentados han coordinado esta exhibición desde sus inicios. Típicamente los despachos más prestigiados de arquitectura presentan proyectos espectaculares y mediáticos a través de maquetas, dibujos, videos e instalaciones. Visitar esta distinguida muestra internacional de arquitectura es una obligación para todas las personas vinculadas a la arquitectura y el urbanismo.

Sin embargo, en esta 15va. edición el comité directivo de la Biennale presidido por Paolo Baratta, nombró al joven arquitecto chileno Alejandro Aravena como Director de la próxima edición que se realizará del 28 de mayo y el 27 de noviembre de 2016.

Este nombramiento es sorpresivo y bien recibido por muchas razones. Aravena es el primer curador latinoamericano y el más joven en la historia de la Bienal veneciana. De igual manera, su enfoque estará centralizado en proyectos exitosos de impacto social. Su propuesta curatorial titulada “Reporting from the front” es relevante, renovador e incluyente sobre todo después de la resaca de proyectos caprichosos, elitistas y derrochadores de recursos naturales.

En respuesta a su nominación el chileno mencionó: “hay varias batallas que necesitan ser ganadas y diversas fronteras que deben ser expandidas para mejorar la calidad de lo construido y la consecuente calidad de vida de las personas. Esto es el por que quisiera que la gente venga y vea la 15a exhibición internacional de arquitectura: historias exitosas que valen la pena ser contadas y casos ejemplares que valen la pena ser compartidos donde la arquitectura hizo, es y hará una diferencia en estas batallas y fronteras…la 15ª exposición internacional de arquitectura será sobre el aprendizaje y el enfoque de las arquitecturas que a través de la inteligencia, intuición o ambas, son capaces de escapar el status quo. Nos gustaría presentar casos, que a pesar ó la amargura, proponen y hacen algo (al respecto). Nos gustaría demostrar que en el permanente debate sobre la calidad de lo construido, no solamente hay necesidad, si no también para la acción.

Esperemos que la inclusión de proyectos de gran impacto social y de autores semidesconocidos agregue valor a la practica arquitectónica. En años previos, la atención de la bienal estaba enfocada a los autores estrellas y no en la comunidades beneficiadas. Discutir proyectos en sociales generará crear comunidades mas justas, limpias, seguras y con mayores oportunidades para los ciudadanos en vez de tener un debate meramente estético.