Si su enfoque es maximizar beneficios económicos, morirá

Dra. Dulce Eloísa Saldaña Larrondo es profesora de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro  [email protected]

Estimado lector, si usted aún sigue tomando decisiones enfocadas hacia sus beneficios económicos está perdiendo dinero, probablemente lo gane ahora pero finalmente perderá y seguro terminará por cerrar su negocio.

Hoy día las tendencias y macrotendencias indican que el crecimiento de las empresas y su seguridad en el largo plazo se dará si incorporan en su misión, visión y principios estrategias sociales y ambientales, con ello su empresa contribuye a un mejor país en beneficio de sus clientes, colaboradores, proveedores y sociedad, esto es asegurar su futuro. Por ejemplo; las ahora conocidas Empresas B toman sus decisiones en donde privilegian la maximización del cumplimiento de su objetivo social sobre el incremento de ganancias.

Ya lo dicen los profesores de Harvard, Michael Porter y Mark Kramer: “La empresa crea valor compartido cuando su actuación genera un beneficio significativo para la sociedad que también es de valor para el negocio” (2011). Solo por curiosidad infórmese de los beneficios económicos obtenidos por empresas como Toks, Natura, Cemex, Patagonia, Bio-pappel, Whole Foods, Ikea. Pero claro está que los beneficios no solo han sido económicos, han impactado positivamente en su comunidad, en sus colaboradores, en el medio ambiente, y no olvidar a sus consumidores.

Los beneficios multifactoriales además de ser comunicados por las propias empresas también son recogidos en estudios realizados por grandes consultoras como McKinsey Global, PwC, KPMG, que entre otras cosas señalan que la RSE y la Sustentabilidad es la principal línea a seguir por las empresas.

¿Por dónde empezar? Si partimos por las tendencias 2017 para la RSC empiece siendo transparente. El 2016 estuvo especialmente marcado por la corrupción, no en vano tocamos fondo siendo el país más corrupto de la OCDE, por lo que es una oportunidad de oro. Por lo tanto sus estrategias deberán estar dirigidas a la transparencia y buen gobierno para así tejer confianza para construir una buena reputación, así que comparta sus resultados y buenas acciones.

Y otra cuestión importante, perfile sus estrategia de RSE alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que más les representen.  Los ODS tienen el objetivo de poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático sin que nadie quede rezagado para el 2030. De esta forma está usted siendo responsable e impactando no solo a su entorno más cercano, sino que estará contribuyendo con su país y su planeta.

Finalmente cierro con una frase de impacto y muy cierta de Campoverde: “Si te parece que cumplir con los criterios de Responsabilidad Social Empresarial basados en la ética es caro, prueba a no cumplirlos”.